Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento.

Sobre la Democracia.

lunes, 12 de junio de 2006

En Argentina, el trabajo infantil creció 600 por ciento en los últimos siete años

Publicado por Télam 12/06/2006

Es como consecuencia de la crisis económica que sufrió el país. En total, unos seis millones de niños entre 5 y 17 años trabajan en Latinoamérica. Casi la mitad de ellos lo hace en condiciones de explotación o en tareas peligrosas. Lo denunció la organización Save the Children, en el día Mundial contra el Trabajo infantil.

El trabajo infantil creció en Argentina un 600 por ciento en los últimos siete años, como consecuencia de la crisis económica, denunció este lunes la organización Save the Children en el día Mundial contra el Trabajo infantil.
En total unos seis millones de niños entre 5 y 17 años trabajan en Latinoamérica, casi la mitad de ellos en condiciones de explotación o realizando trabajos peligrosos que ponen en peligro sus vidas o hacen que no puedan disfrutar de derechos fundamentales y vitales para su desarrollo como la educación o el ocio, afirma la ONG en un comunicado.

A pesar de que el último informe de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) constataba una disminución del trabajo infantil en el mundo, en algunos países el número de niños trabajadores creció de forma alarmante.
Es el caso de Argentina, donde de los 250.000 niños argentinos que trabajaban en 1998 se pasó a 1,5 millones de chicos trabajadores en la actualidad, subrayó Save The Children.
En el día Mundial contra el trabajo Infantil, la organización recuerda también que hace 30 años surgieron en Latinoamérica las primeras organizaciones de niños, niñas y adolescentes trabajadores (NATS), que cuentan con representantes nacionales, regionales y, en algunos casos, por localidad.
Estas organizaciones están formadas únicamente por menores niños y niñas trabajadores, y una vez cumplidos los 18 años deben dejar el movimiento y pasan, si son elegidos por los NATs, a ser colaboradores o acompañantes.
En Perú hay 14.000 menores trabajadores organizados, en Paraguay 400, en Argentina 200.
Además, el Movimiento de Latinoamérica y el Caribe de NATs coordina desde 1989 los movimientos nacionales de Perú, Paraguay, Chile, Bolivia, Colombia y Venezuela, y en su reunión de julio próximo, en Colombia, se votará la incorporación de Argentina.
El objetivo de estas organizaciones es defender los derechos de la infancia en general, y de los NATs en particular, desde su identidad como niños.
Entre sus objetivos, buscan mejorar las condiciones de los niños trabajadores, luchando contra la explotación, contribuyendo al acceso o a su continuidad en la escuela y tener tiempo para jugar.

Un 0800 para hacer denuncias

El gobierno bonaerense habilitó una línea telefónica 0800 para recibir denuncias sobre casos de niños que trabajen, se informó oficialmente.
Se trata del 0800-666-2187, implementado por la comisión Provincial para la Erradicación del Trabajo Infantil del ministerio de Trabajo bonaerense.
"Te acordás de las ballenas, de la capa de ozono, de los árboles. Acordate de los chicos que trabajan", se lee en un aviso publicado este lunes por el gobierno provincial en diversos matutinos, y concluye con el pedido "Ayudanos y hacé tu denuncia al 0800-666-2187".
La línea se habilitó al celebrarse en todo el mundo el Día Contra el Trabajo Infantil.
---.---

En capital y La Banda hay unos 500 niños trabajando en la calle
Publicado por El Liberal

Relevamiento. De acuerdo con un relevamiento del Programa Provincial de Erradicación del Trabajo Infantil y Atención al Niño en Situación de Calle, muchos chicos ganan la calle para trabajar, apremiados por las necesidades.

Alrededor de 500 niños de hasta 17 años realizan diversos trabajos en la calle, lo que muestra que el trabajo infantil en Santiago es una realidad. De acuerdo con un relevamiento realizado por el “Programa Provincial de Erradicación del Trabajo Infantil y Atención al Niño en Situación de Calle”, de la Dirección General de Niñez, Adolescencia y Familia, en capital y La Banda existen numerosos chicos que diariamente dejan sus hogares y salen a la calle para ganarse unas monedas.
Los niños, generalmente, suelen lavar coches en la vía pública, venden diversos productos en forma ambulante y piden limosna, lo que es considerado como una forma de trabajo infantil. Según el mencionado relevamiento, los niños (varones y mujeres por igual) que trabajan residen mayoritariamente en los barrios La Católica, 8 de Abril y Río Dulce, de la ciudad de La Banda.
Ante esta situación, el Gobierno de la Provincia resolvió asignar una partida de dinero especial a la Dirección General de Niñez, Adolescencia y Familia, con el fin de que se aborde en profundidad esta problemática y se abran en el futuro próximo seis centros de atención integral para los niños en la capital y una cifra similar en la vecina ciudad.
La realidad del trabajo infantil responde a diversas causas, como la pobreza, la marginalidad, y ciertos patrones culturales ya que en algunos padres predomina la idea de que la educación no es un factor importante, y por ello los prefieren en trabajos productivos, sin entender que lo que al principio supone una salida deriva en la persistencia de la escasez para el futuro, al no calificarlos para enfrentar la vida laboral.
Los objetivos de estos centros serán insertar a los niños de la calle en las escuelas, brindarle un apoyo integral a la familia de los pequeños, así como atención psicológica, pedagógica y actividades recreativas y formativas para todo el núcleo de las familias que sean beneficiarias del referido emprendimiento.

comentario
Alarmante nivel de tolerancia
Por Lic. María Fabiana Voget y Prof. Mercedes García (*)

Se conmemora hoy el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fecha instituida por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en 2002, como una herramienta más para sensibilizar a la sociedad sobre los riesgos que esta forma de explotación infantil acarrea en el desarrollo integral del niño.
Actualmente, en nuestro país casi 2 millones de niños y niñas de entre 5 y 14 años se ven obligados a salir a la calle a buscar el sustento diario.
En el ámbito urbano, son fácilmente identificables: son pobres, están hambrientos, asustados y enfermos.
Son ignorados, temidos o despreciados. Corren entre los automóviles, limpiando parabrisas, pidiendo limosnas o vendiendo alguna chuchería.
Llevan pesadas cargas en los mercados. Lustran zapatos. Venden su cuerpo o los demás lo toman gratuitamente.
Son golpeados por niños mayores. Aspiran pegamentos para dejar de sentir hambre. Sus amigos están igualmente en la calle. Se ayudan unos a otros. Son ingeniosos, pero están cansados. Quieren aprender. Quieren ir a la escuela. Sobreviven, no piensan en el futuro.
Dada su fragilidad, inexperiencia y falta de educación e información, además de soportar abusos y denigraciones, deben afrontan altos riesgos de seguridad, de salud y de verse envueltos, directa o indirectamente, en actividades delictivas.
La incorporación prematura al mercado laboral también puede ocasionar en ellos un desgaste precoz y la aparición temprana de patologías crónicas, incluso cuando realizan tareas ligeras, antes de la edad apropiada o durante un número excesivo de horas.
Esta situación se agrava cuando realizan actividades en las que el uso inapropiado de maquinarias, herramientas, sustancias químicas y otras fuentes de insalubridad afectan su salud psicofísica.
A esta situación debe agregarse que un niño de la calle no puede responder en forma óptima a los requerimientos escolares por lo que aparece el fenómeno de la repitiencia y posterior deserción escolar por la imposibilidad de mantenerse dentro del sistema educativo.
Todo esto, más allá de contribuir al bienestar económico familiar, sólo permite perpetuar la pobreza, imposibilitándolo de contar con las herramientas necesarias para un mejor y más digno futuro: un niño que trabaja y deja de estudiar, será un adulto poco calificado que sólo podrá acceder a trabajos mal remunerados.
El trabajo infantil es un flagelo en crecimiento en todo el planeta. La OIT estima que en el mundo trabajan 246 millones de niños, de los cuales 179 millones realizan actividades caracterizadas como “peores formas de trabajo infantil”, que serían modos contemporáneos de esclavitud o prácticas análogas, con las consabidas consecuencias que acarrea en la integridad física, mental y moral de los niños
Es importante en un día como éste, reflexionar sobre el alarmante nivel de tolerancia que nuestra sociedad mantiene frente a esta situación y que todos los actores sociales puedan comprometerse en ir derribando patrones culturales relacionados con descargar la situación económica que se vive en el sector más vulnerable de la sociedad: pobre y niño.

(*) Del Programa de Erradicación de Trabajo Infantil y Atención al Niño en Situación de Calle. Dirección General de Niñez, Adolescencia y Familia.

2 comentarios:

  1. Anónimo7:39 p. m.

    me dieron para elejir un tema en el cole para estudiarlo
    yo pense en el trabajo infantil ya q es un tema q nos afecta a todos
    yo creo q esto tiene solucion y epero q tenga fruto.
    por q todo niño tiene derecho a una educacion y no tiene por q estar trabajando en la calle

    ResponderEliminar
  2. Sr. Anónimo, muy cierto lo que dice, los niños tienen derecho a una educación y no tienen por que estar trabajando en la calle. Y es una obligación de los adultos velar porque se cumpla ese derecho.

    ResponderEliminar

Antes de colocar un comentario ten en cuenta que no se permitirán comentarios que:

- Posean link promocionando otras páginas o websites
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Ni este Blog ni su autor tienen responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

Este Blog y su autor se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.