Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento.

Sobre la Democracia.

viernes, 31 de agosto de 2007

Robo y vergüenza

Hoy 31, día de cobro, me hice una disparada hasta el banco a sacar unos pesitos cosa de encarar el fin de semana. Son tiempos difíciles en la sufrida Argentina y cuando uno anda en estos trámites tiene que andar con todos los sentidos en línea. La costumbre hace que uno preste más atención a todo, así, cuando salía del banco me encuentro con dos conocidos y caminamos juntos en la misma dirección, yo de regreso a la office del laburo oficial.

En eso, después de los saludos y los comentarios de cómo andamos, uno nos pregunta,
¿han visto que han robado en la Casa de Gobierno,... en la Rosada, de Buenos Aires?
El otro le contesta medio en serio, medio en broma, Bua chango, que novedad, todos los días roban allí.
El primero le corrige, no chango, en serio, se han robado varios artículos del museo histórico que hay en la Casa Rosada.
El otro comenta, ¿otra ves?... ehh barbaros!!, ya no hay lugar seguro en el País. ¿a donde vamos a llegar así?.
Luego seguimos caminando unos metros más en absoluto silencio, y cada quien siguió su rumbo luego de una corta despedida.

Mientras caminaba, venía lamentándome de haber sido testigo del dialogo, y le preguntaba a Tata Dios, ¿hasta cuando vamos a seguir viviendo así?.

Finalmente llego a la office, enciendo mi notebook, abro la página de un diario de Buenos Aires y leo que efectivamente se habían robado dos relojes de oro y una pluma de oro, ayer por la tarde del museo histórico que funciona dentro de la Casa Rosada.

Según informa el diario LANACION.CON:
Los relojes pertenecieron a los ex presidentes Nicolás Avellaneda y Agustín P. Justo, mientras que la pluma de oro, que había sido de Roberto M. Ortiz, fueron robados del Museo Histórico de la Casa Rosada.

El hecho ocurrió en la tarde de ayer y se descubrió en forma casual, según indicaron fuentes de la Comisaría 2° a la agencia de noticias DyN, que tiene jurisdicción sobre la Casa de Gobierno.

Este nuevo episodio de sustracción de objetos históricos se produce luego de que el pasado 30 de junio se supiera que el fin de semana anterior, desconocidos se habían llevado un reloj que perteneció al general Manuel Belgrano del Museo Histórico Nacional.

Hoy se informó también el cierre por tiempo indeterminado del Museo de Luján, ante la cantidad de robos registrados en los últimos meses.

La investigación por el robo en Casa de Gobierno quedó a cargo de la jueza federal María Servini de Cubría.

Una alta fuente policial informó a DyN que el hecho fue perpetrado en el Museo Histórico que funciona en la Rosada, sobre la avenida Hipólito Yrigoyen 219, frente al obrador de los obreros que realizan trabajos de refacciones en el edificio y sus alrededores.

Los artículos robados, según el informante, fueron dos relojes y una lapicera a pluma laminada en oro que pertenecerían a los ex presidentes Nicolás Avellaneda (1874-1880); Agustín P. Justo (1932-1938) y Roberto Marcellino Ortiz (1938-1942).

En un principio se había indicado que uno de los objetos sustraídos había pertenecido a Bernardino Rivadavia. Voceros de la Dirección General de Aduanas confirmaron a DyN el robo y explicaron que el hecho pudo haber sido cometido por un coleccionista —o másde uno— dedicado al contrabando de patrimonios históricos.

La Aduana aguardaba esta mañana las fotos e infografías de los objetos robados para lanzar dos alertas: uno a las aduanas locales para que "intensifiquen los controles de equipajes en la salida de pasos fronterizos, puertos y aeropuertos, y el otro para las fuerzas de seguridad, Gendarmería, Prefectura y Policía Aeroportuaria.

En cuanto a la obra que perteneció a Belgrano, fue robada el 30 de junio del interior de una vitrina del Museo ubicado en el barrio porteño de San Telmo, durante el horario en que la sala estuvo abierta al público, entre las 11 y las 18.

En esa oportunidad, la Secretaría de Cultura de la Nación aseguró que la vitrina donde estaba el reloj había sido "violentada".

Esa pieza es un reloj de bolsillo de oro y esmalte, con cadena, que el rey Jorge III de Inglaterra obsequió a Belgrano y que el prócer entregó en su lecho de muerte al médico escocés José Redhead como pago de honorarios, por carecer de otros recursos económicos y que aun es buscado.

Todo muy vergonzoso. La verdad es que, es difícil creer que el País haya llegado a tal situación de miseria, oprobio y vergüenza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario ten en cuenta que no se permitirán comentarios que:

- Posean link promocionando otras páginas o websites
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Ni este Blog ni su autor tienen responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

Este Blog y su autor se reservan el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.