Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento.

Sobre la Democracia.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Imagen deplorable

Al parecer, y no pocos lo han señalado, se estaría confirmando que la famosa valija de Antonini traía dinero para financiar la campaña de la actual presidente de la Nación. Algo que la población en general sospechaba desde el primer momento, cuando se conoció el suceso.

Ahora todo el mundo, aquí, está esperando ver como va evolucionar esta desagradable situación, que le da al gobierno una imagen deplorable. Es opinión de muchos que en cualquier País serio, esto derivaría al menos en un juicio político....¿será justicia?

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Mal negocio

Pese al acuerdo con el Club de París, el Gobierno se endeudará con la Anses.- "Mientras crecen las dudas sobre la solidez del superávit fiscal, el Ministerio de Economía dispuso la emisión de una Letra del Tesoro por 1400 millones de pesos".

"En su búsqueda de liquidez para afrontar vencimientos de la deuda pública por más de 20.000 millones de dólares en 2009 y mientras crecen las dudas acerca del superávit fiscal, el Ministerio de Economía y Producción dispuso la emisión de una Letra del Tesoro, por un monto de 1.400 millones de pesos, con suscripción directa por parte de la Administración Nacional de la Seguridad Social, Anses".

"Según la resolución conjunta de las secretarías de Hacienda y de Finanzas, publicada hoy, el vencimiento será el 4 de setiembre de 2009".

"La norma establece que los intereses serán pagaderos semestralmente, y devengarán para el primer período una tasa de 11,05 por ciento anual"...(Sigue) lanacion.com.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Mediocridad Argenta

Uuufff!!!...Cada día me sorprendo más del nivel de mediocridad al que se está llegando en Argentina.

La falta de respeto, porque cada día se considera menos al otro, la amoralidad, la inmoralidad, y la corrupción son cada ves más sorprendentes.

Digo sorprendentes, porque a mi sorprende, y doy gracias a Tata Dios por tener aún capacidad para que todo esto me sorprenda.

Me asaltan inquietudes: ¿hasta donde vamos a llegar?, por que no reaccionamos?, ¿hay algún ámbito que se mantenga indemne a todo estos?. La verdad es que la falta de respuestas avergüenza.

Hoy escuchaba, en la radio, los comentarios alrededor del tema del ya famoso pago al Club de Paris.

Un periodista decía que cuando la Argentina anunció el pago, los acreedores veían con desconfianza esta intención de pago. Es tan grave la situación del País, que esta decisión lejos de generar confianza provocan justamente lo contrario, y es así, en este caso, porque se entiende que lo que busca el PE argentino es evitar el control de los organismos multilaterales de crédito, como lo es el FMI.

Se lo ve al “gesto” de pago como una maniobra de ocultamiento, por un lado y una acción de propaganda interna, destinada a tratar de mejorar la imagen popular del gobierno, por otro lado.

Es opinión de no pocos que el PE se vuelve a equivocar, y el fallo nuevamente perjudica al País.

Haciendo un análisis fino, ¿Quienes son los responsables de todo esto?. Sin dudas, la sociedad que ha elegido, en su momento, continuar, por comodidad con este modelo político. Estos personajes que nos gobiernan no han venido de Marte, ni han salido de debajo de la Tierra, han surgido de la sociedad, y representan a la sociedad.

Hasta que no cambiemos para mejor, como sociedad, seguiremos teniendo los gobiernos que nos merecemos, y seguiremos pagando las consecuencias, muy lamentablemente.

Dicho esto, creo que también es justo decir que en Argentina, no todos somos tan malos, hay mucha gente decente, justa y trabajadora, pero que a la hora de elegir, no está debidamente representada.

Algunos señalan que sólo son una minoría, yo quiero creer que es una mayoría que lamentablemente no supo aún plantear su voluntad, ¿qué será?.

Me parece que los buenos, justos y trabajadores, son la última esperanza para nuestro País. Que Tata Dios nos ayude.