Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento.

Sobre la Democracia.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Un informe advierte que la pobreza en ocho provincias argentinas es mayor al 40%

Publicado por lanacion.com

Lo indicó un estudio del Instituto para el Desarrollo de las Economías Regionales, que añadió que relevó un costo de vida 60% mayor al estimado por el Indec.

Mientras el país sigue creciendo (aunque a tasas más bajas), contradictoriamente el nivel de pobreza también sigue avanzando. En el primer semestre del año, el 30% de la población de 15 provincias argentinas se ubicó por debajo de la línea de pobreza determinada por la canasta básica, y un 40% en ocho provincias, según un estudio del Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (Iader).

En detalle, Chaco, Misiones, Corrientes, Formosa y Santiago del Estero lideran el triste ranking.

Según indicó a lanacion.com el presidente del instituto, Diego Lo Tártaro, a diferencia de las mediciones del Instituto de Estadística y Censos (Indec), este cálculo privado supera en un 60% el costo de la canasta básica oficial.

El índice de pobreza que el Indec ubicó en el 17,8% en el primer semestre del año. En cambio, en el Iader, señalan que "un simple recálculo en base a niveles de inflación más realistas que triplican la inflación oficial, eleva la tasa de pobreza del país a 31,5% de la población, 13,7 puntos porcentuales más arriba de la tasa oficial".

El índice de inflación sobre el que se basa el cálculo se ubica, según informó Lo Tártaro, entre el 26 y el 27% anual.

El informe destaca que la cifra global de pobreza esconde la situación real de las provincias. "Sincerando la inflación en el interior del país, queda reflejada en las cifras la alta vulnerabilidad social que persiste en muchas regiones", dicen en el Iader.

Por provincias. En Chaco, por ejemplo, donde según el Indec la pobreza al primer semestre se ubicó en 35,4% de la población, el recálculo la eleva a 49,3%. "Casi la mitad de la población de esa provincia recibe ingresos insuficientes para acceder a una canasta básica", dice el informe.

La siguiente en la lista es Corrientes, donde la pobreza se eleva a 46,6% de la población total. Misiones posee, un 46,1% de pobres, mientras que en Santiago del Estero y Formosa se eleva en torno del 45%. Jujuy, Salta y Tucumán, son las siguientes, con una cifra porcentual de pobreza ubicada entre el 44 y el 41%.

"El avance de la inflación en 2008 fue una de las principales causas del deterioro social. El aumento de la pobreza se produjo por el menor poder adquisitivo de la población, el menor crecimiento en la actividad y el parate en la creación de empleo", señala el Instituto.

En Santa Fe la tasa medida en la Capital provincial rondaría el 30,7% (versus 18,2% que registra el INDEC) siendo sustancialmente menor por ejemplo, en la Ciudad de Rosario. En San Juan rondaría el 30,3% en tanto en el GBA estaría en 30,5%.

Proyecciones. Para el segundo semestre del año, se estima que la pobreza se ubicará en un 32% a nivel nacional y que seguiría la tendencia creciente en las provincias, con tasas porcentuales cercanas al 50% de la población total. lanacion.com.

viernes, 12 de diciembre de 2008

El Norte Grande y la pobreza

Por Carolina Romano (*) publicado en Región Norte Grande.

La pobreza en Argentina, desde la crisis de 2001, ha sido disfrazada por organismos oficiales. No se ha implementado estrategias de mejora del modelo productivo de cara a luchar contra la pobreza. Se hace más “política” que gestión, y entonces la pobreza se convierte en una herramienta electoral, bajo el yugo de la corrupción. Aunque en los años que siguieron a la crisis se redujo la pobreza extrema, es un problema con tendencia al alza y al agravamiento. La pobreza va en aumento, en función de la subida “disimulada” de los precios.

La escasa efectividad de las políticas asistenciales y su preeminencia, dejan al descubierto el poco alcance social de las mismas. Se ha trabajado más en Proyectos que en Programas; que no dan respuesta a los problemas, pues no llegan al fondo de los mismos, quizás en algunos casos por desconocimiento de la realidad económica y socio-cultural de las regiones que lo padecen.

El crecimiento macroeconómico no ha redundado en la mejora de la situación. Argentina ha crecido sostenidamente al 9% anual desde el año 2003, y aun no se produjo la esperada redistribución de riqueza. Se percibe que existen obstáculos a las políticas de redistribución de la riqueza (grupos de intereses contrarios a su implementación).

La pobreza en Argentina hoy tiene localización marginal y en zonas de alto riesgo natural. Las zonas más perjudicadas, y quizás olvidadas por diferentes gobiernos, pero nunca por las crisis, han sido las regiones periféricas del norte del país, como las provincias de Salta, Catamarca, Formosa, etc. Provincias que por su características de lejanas a los centros de poder, y con gobiernos locales de signos contrarios, han sufrido la falta de políticas de impulso de los mercados internos, como así también el predominio de débiles estrategias de escaso presupuesto y desarrollo exógeno.

El resultado ha sido la ausencia del Estado Argentino en las comunidades marginales del norte y la falta de inversión para promover el desarrollo local. El problema de la infancia: desnutrición, baja escolaridad y alta deserción educativa, elevados índices de analfabetismo.

Los efectos perniciosos de la desigualdad: desesperanza, frustración y desencanto reafirman el círculo vicioso de deterioro de las capacidades y de las oportunidades, haciendo que en estas zonas críticas se destaque la infrautilización del capital humano. Esto se observa en dos aspectos esenciales: mala calidad del trabajo (desempleo y precariedad) e inseguridad. Una problemática prioritaria en la percepción social es el descreimiento que se tiene a autoridades de gobierno, a partidos políticos, y a las escasas políticas publicas que se desea implementar. A ellos se les atribuye el empobrecimiento paulatino del país. Es por esto que mas que de pobreza debemos de hablar de un país empobrecido.

En el norte Argentino cada vez hay niños, mujeres, jóvenes excluidos y ancianos sin oportunidad. De ellos la mayoría, es aborigen. Lamentablemente la pobreza, como las costumbres, se transmite de generación en generación. Región Norte Grande.

(*) Doctoranda en Educación para la Integración y Desarrollo Sustentable. Universidad de Valladolid.

A.M.P Instituto de la Empresa, Madrid.

martes, 9 de diciembre de 2008

Hambre y niñez

Afirman que en la Argentina mueren ocho niños por día a raíz del hambre.- "El presidente de la Red Solidaria, Juan Carr, indicó a lanacion.com que hay 330.000 familias que no tienen garantizado el acceso a la comida; cómo ayudar".
"Según los datos del Centro de Lucha contra el Hambre, de la Facultad de Veterinaria de la UBA, en el país hay 2.100.000 personas que no tienen garantizado el acceso a la comida". lanacion.com.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Sobre el blanqueo

Blanqueo de capitales: preguntarán el origen del dinero.- "Ante la imposibilidad de sumar aliados el Gobierno daría luz verde para eliminar del proyecto el artículo que exime declarar de dónde provienen los fondos". iProfesional.com.

Un nuevo salto atrás de la Argentina.- "El gobierno norteamericano, a través de su embajador, Earl Anthony Wayne, y de un comunicado, hizo saber que los Estados Unidos confían en que la "Argentina seguirá siendo un buen socio en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo" y que "seguirá aplicando su legislación internacional", así como "las obligaciones" que asumió ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)".

"La traducción del lenguaje diplomático al coloquial es sencilla: el gobierno norteamericano está preocupado". Por Adrián Ventura para lanacion.com.

La verdad es que no sólo el gobierno estadounidense, hay un rumrum que en general toda la comunidad internacional comprometida en contra del lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, también ve con preocupación esto que no pocos han señalado como una nueva equivocación del gobierno de Argentina. Pero, más importante aún es que la ciudadanía toda está viendo que no se avanza correctamente a favor de una mayor seguridad jurídica en el País. Es opinión general que cobra mayor peso el viejo dicho: "donde reina la injusticia, impera el latrocinio". La desconfianza en el esquema gobernante y sus decisiones es cada ves mayor.